Con la modalidad impuesta desde hace algunos años de generar los «feriados trasladables» sin lugar a dudas cambió el calendario de los argentinos y también, tristemente, la evocación y respeto por quienes hiceron esta Patria, como es el caso del General San Martín, el Libertador de América.

Reconocido en Argentina como el “Padre de la Patria”, en Perú, se lo recuerda libertador de aquel país, con los títulos de “Fundador de la Libertad del Perú”, “Fundador de la República” y “Generalísimo de las Armas” y en Chile su ejército lo ha destacado con el grado de Capitán General, sin lugar a dudas estos datos hablan de la inmensidad de su figura.

Pero más allá de su gesta libertadora, San Martín es una pieza fundamental en la construcción de nuestra identidad nacional porque a partir de su célebre figura y heroico proceder, se construye esa gran narración que nos explica como país.

Rememorar su vida a partir de un nuevo aniversario de su muerte es recordar ese relato que escuchamos en los actos escolares de nuestra infancia, esa gran narración que nos conformó como comunidad y que debemos pensar y reconsiderar en nuestro camino hacia una patria justa, libre y soberana.

Compartí la noticia