Desde un rato antes que se abrieran las puertas del Polideportivo Francisco Rizzo muchas familias aguardaban expectantes el inicio del evento, tras la tela del Poli las infancias espiaban con curiosidad todo lo que en minutos podrían disfrutar, mientras, subía la adrenalina y entusiasmo por sus cuerpitos.

Apenas ingresaron recibieron números para sorteos especiales. En el centro de la pista se encontraron con tres carpas donde podían pedir refrigerios, con opciones saludables de fruta y agua, así como turrones, alfajores y leche chocolatada.

Durante los festejo, el Intendente Gustavo Soto manifestó lo siguiente

Compartí la noticia