Alemania y Japón jugaron el primer partido de su grupo, un gran espectáculo dónde Alemania comenzó tomando la iniciativa tras el gol de penal de Gundogan y tuvo varias oportunidades para aumentar la ventaja pero no las aprovechó un poco por fallos propios y otras por las grandes atajadas del arquero nipón Gonda.

 En el segundo tiempo, todo cambio porque el técnico Hajime Moriyasu acertó con las sustituciones y le modificó completamente la cara a su equipo. La remontada se hizo posible gracias a las anotaciones de Ritsu Doan y Takuma Asano.

Alemania empujó con todo, pero Japón defendió el resultado con mucha disciplina y una presión coordinada, a pesar del adicional de 7 minutos el resultado quedó en la historia, Japón le ganó a Alemania.

Compartí la noticia