Todas las oficinas y espacios de la Casa de Gobierno fueron desinfectadas por parte del personal del Iscamen atento a los protocolos preventivos, ya que ayer una trabajadora dio positivo de COVID-19.

La mujer es contacto estrecho de una persona que trabaja en una conocida concesionaria de automóviles, por lo que se descarta que el contagio se haya producido en la Casa de Gobierno. Según protocolo, todos los compañeros de trabajo han sido escudados y deberán realizar aislamiento preventivo de 21 días.

Compartí la noticia