La Dirección General de Aduanas (DGA) puso el ojo en los controles sobre las importaciones realizadas a través de servicios de correo privado (courier), esta medida permitirá evitar abusos en el uso de esta herramienta de comercio exterior.

La dependencia de la AFIP modificó la normativa que regula este canal utilizado para ingresar mercadería al país por avión, de forma que se restringe la posibilidad de realizar maniobras fraudulentas.

En la actualidad el régimen de pequeños envíos personales, sin fin comercial, establece hasta 5 de estos pedidos por año, en tanto que para los que tienen fin comercial no rige máximo anual alguno; a partir de ahora se especifica que, para cada vuelo, el límite establecido para un mismo destinatario será de 3000 dólares, 50 kilos y 3 unidades iguales de la misma especie.

Esta  norma busca evitar conductas distorsivas identificadas por la DGA respecto de ciertos importadores que violaban el espíritu del régimen, como las maniobras de dividir sus encargos en un mismo vuelo para que cada envío no supere los 3000 dólares y de esta manera excedan el monto máximo establecido.

Compartí la noticia