A partir de la aparición de empresas de finanzas digitales (fintech) que facilitan el acceso al crédito a población sin ingresos fijos o formales, es posible adquirir electrodomésticos, celulares, muebles, indumentaria, colchones y hasta motos pueden comprarse en cuotas sin la necesidad de contar con una tarjeta de crédito de un banco.

La falta de historial crediticio, de trabajos en relación de dependencia o el temor a incurrir en gastos de mantenimiento son algunos de los factores que alejan a un gran porcentaje de la población del país a acceder a estos productos financieros, es por ello que nacen las opciones de consumo que ofrecen distintos proveedores de crédito no bancario, que aportan una alternativa para comprar en cuotas artículos que, de otro modo, serían muy difícil de abonar en un sólo pago.

Uno de los precursores en esta modalidad es  Wibond, empresa cordobesa que ofrecen un medio de pago digital para compras en hasta 12 cuotas con y sin interés, con una tasa en promedio del 100%, pero que depende del scoring crediticio del cliente y las decisiones comerciales de cada comercio.

El modelo de negocios de la empresa es el de «comprá ahora y pagá después«, que permite al usuario crearse un usuario con DNI en su página web (www.wibond.co), elegir entre productos de las más de 200 tiendas adheridas de todo el país y, al finalizar el proceso de compra, seleccionar Wibond como medio de pago y, en caso de pagar en cuotas, abonar la primera recién a los 30 días de efectuada la compra.

Fuente : Minuto Ya

Compartí la noticia