En la tarde del domingo un coche fúnebre se despistó y terminó en un arroyo, dos de sus ocupantes murieron y el conductor,  Gustavo Roberto Couto, de 40 años, quien tenía 1,92 gramos de alcohol en sangre, fue detenido.

Bomberos trabajaron durante casi una hora en el lugar para retirar los cuerpos de las dos víctimas que quedaron en el asiento delantero, mientras las autoridades confirmaron que los fallecidos son Geremías Esequiel Aranda, un albañil de 21 años; y Daniel Ezequiel Márquez, un soldado voluntario del Ejército Argentino de 23 años.

El siniestro se produjo en la ruta provincial 10, que une Estación Apóstoles en Misiones con la localidad correntina de Colonia Liebig, cuando el chofer perdió el control y el vehículo cayó del puente sobre el arroyo Chimiray, en el límite interprovincial.

Fuente: Telefe Noticias

Compartí la noticia