Dentro de las tareas conjuntas que llevan adelante las delegaciones regionales de PAMI y ANSES, los Centros de Jubilados y Pensionados de Tunuyán y Vista Flores recibieron subsidios de $15.000, como una ayuda económica destinada a paliar la situación provocada por la Pandemia Mundial de COVID-19.

Recordemos que éstos centros de jubilados y pensionados permanecen cerrados desde el inicio de la pandemia, como una forma de salvaguardar la integridad de todas las personas que asistían y, por supuesto, del personal que allí trabaja.

En el transcurso del sencillo acto, el titular regional de PAMI, Martín Sevilla, destacó que se trata de una ayuda que permitirá a las instituciones “afrontar gastos corrientes, como los servicios”.

Compartí la noticia