En busca de sumar trabajadores a su economía, el primer ministro de Australia, Scott Morrison, anunció que eliminará el límite de 20 horas semanales de trabajo que rige para los extranjeros con visa de estudiante que residen en el país.

 La medida fue tomada a partir de la gran cantidad de personas que debieron aislarse por el brote de la variante Ómicron, y de esta forma Morrison alentó a que más jóvenes del mundo vayan a estudiar y a trabajar a Australia, así como también extendió el llamado a los mochileros y viajeros jóvenes que pueden ingresar al país con visas de vacaciones y trabajo, con la condición de estar completamente vacunados contra el coronavirus.

Los argentinos interesados en conseguir esta visa deben saber que tiene un valor de 630 australianos –es decir 458,39 dólares-, y le permite a quienes la obtienen estudiar en Australia, llevar consigo a familiares y trabajar, la visa está destinada a jóvenes estudiantes de entre 18 y 30 años que vayan a realizar maestrías o diplomaturas a Australia. Pero también pueden aplicar las personas mayores de 30 años que quieran ir a estudiar inglés.

Es una excelente oportunidad para los argentinos que quieran aprender el idioma más hablado en todo el mundo y a la vez trabajar y ganar dinero. Sin embargo hay que aclarar que este permiso sólo permite trabajar en ciertos sectores, a saber: cuidado de personas mayores, agro, turismo, hotelería y retail (trabajos en supermercados o tiendas).

Compartí la noticia