Los sancarlinos Jorge Difonso y Rolando Scanio presentaron un proyecto de ley para que, tanto la suba del Impuesto Inmobiliario como el automotor tengan un tope máximo en función de los ingresos de cada contribuyente.

Al respecto, Difonso plantea: «si la gente tiene que optar entre comer o pagar impuestos, va a privilegiar comer. La idea es discutir un tope, en el que los impuestos provinciales no superen el 20% de los ingresos».

«Hay casos de contribuyentes que van a tener que pagar $300 mil pesos y hasta $700 mil pesos de impuesto automotor y arriba de $2 millones de pesos en impuesto inmobiliario. Lo que planteamos es que los contribuyentes puedan presentar declaraciones juradas de ingresos y ponerle un tope a los incrementos».

Además el legislador provincial advirtió que «la situación para los contribuyentes será aún más complicada cuando se apliquen los aumentos en los servicios públicos, ya que se eliminaron subsidios y también se eliminó «zonas frías». Muchos mendocinos no van a poder los impuestos».

Compartí la noticia