Las bajas temperaturas que llegaron con el Invierno nos han obligado a utilizar todos los aparatos posibles para mejorar esa situación y, junto con el calor también pueden llegar los accidentes fatales.

Para evitar las  intoxicaciones por monóxido de carbono, hay algunos detalles a tener en cuenta, como por ejemplo

  • Convocar a un gasista matriculado para la colocación y limpieza de las estufas, cocinas y calefones.
  • Las hornallas y el horno no son adecuados para calentar los ambientes.
  • La instalación de los artefactos debe cumplir con las condiciones de ubicación, ventilación y evacuación de gases producto de la combustión
  • Impedir que los niños jueguen cerca del artefacto.
  • Las estufas de querosene deben encenderse y apagarse en el exterior de la vivienda.
  • No acercar material inflamable.
Compartí la noticia