Ante las numerosas dudas planteadas por inquilinos y propietarios acerca de ajustes de alquileres, demoras en el pago de los mismos y acciones judiciales que procuren desalojos, desde el Ministerio de de Desarrollo Territorial y Hábitat han recordado la plena vigencia del  Decreto 320/2020, publicado en su momento por el Gobierno Nacional.

En sus puntos principales, el Decreto en cuestión resalta :

  • No pueden efectuarse desalojos, ni rescindirse contratos hasta el 30 de septiembre. 
  • Los precios de los alquileres siguen fijados al valor de marzo y, de generarse deudas, se pagarán recién en octubre en 3 o 6 cuotas.
  • Los inquilinos pueden exigir los datos bancarios a fin que se les garanticen los medios para el pago de los alquileres. El pago por transferencia o depósito no puede sufrir aumentos ni penalizaciones.
  • Los contratos de alquiler que se vencieron luego de iniciada la cuarentena quedan prorrogados automáticamente hasta el 30 de septiembre.
  • No se paga doble alquiler. No puede exigirse el pago de contratos de alquiler de unidades alcanzadas por el DNU que debieron comenzar durante el ASPO pero no pudieron llegar ser ocupadas dada la imposibilidad de traslado y mudanza.
  • La apertura de la actividad inmobiliaria queda sujeta al pedido formal por parte de cada provincia a la Jefatura de Gabinete de Ministros y el posterior análisis de la autoridad sanitaria previo a su aprobación final.
  • Tanto en aquellos distritos donde la actividad ya fue autorizada, como en todo el resto del territorio nacional, las medidas que establece el DNU siguen vigentes y con fuerza de ley hasta el 30 de septiembre.

Es importante destacar los dos últimos temas del Decreto, ya que a partir de hoy la actividad inmobiliaria en la Provincia comenzará a normalizarse, aunque ésto no implica que pierdan vigencia las decisiones aquí publicadas.

Compartí la noticia