Resulta habitual que muchas personas que van a un cajero automático a retirar dinero o a realizar alguna transacción bancaria, al finalizar la misma los usuarios impriman el ticket como comprobante de la operación que incluye desde la información de la tarjeta hasta el saldo total de la cuenta. También es habitual tirar este papel en los cestos de basura de la sucursal entonces, la información queda expuesta ante cualquier persona.

  • Se recomienda conservar el comprobante
  • En todo caso, destruir el ticket para minimizar los riesgos de que alguna información se utilice para estafas

Desde el Banco Central recuerdan :

  • Evitar el uso de cajeros automáticos cuando se encuentren mensajes o situaciones de operación anormales.
  • Ser cuidadoso al digitar la clave personal en presencia de personas desconocidas, aun cuando pretendan ayudar, ni facilitar la tarjeta a terceros.
  • Es aconsejable modificar periódicamente el código de acceso o clave o contraseña personal memorizarla en lugar de escribirla.

Compartí la noticia