La fuerte inversión del gobierno nacional en Tunuyán, donde la Nación aportará $3.300 millones que significan el doble del presupuesto anual, la transforma en «El acto administrativo más importante de la historia de la obra pública de Tunuyán«, expresó un emocionado Martín Aveiro.

Un detalle muy importante y que ademas tiene un alto contenido político, pasa porque  la construcción de estas casas le servirá al municipio como impulso para independizarse del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) y comenzar una política de vivienda municipal.

 Sucede que, por la nueva política del Ministerio de Desarrollo Territorial se pretende que cada comuna tenga un Fondo de Vivienda Municipal que tendrá sus recursos a partir del hecho que será la comuna quien cobre las cuotas que paguen los futuros adjudicatarios, lo que le permitirá construir casas sin tener que esperar que la provincia destine alguna partida por medio del IPV.

Las futuras viviendas, que tendrán un plazo de ejecución de 18 meses desde el inicio de la construcción hasta la entrega, se levantarán en un predio de la comuna en la zona suroeste, llamado Bordelongue aunque mas conocida como Puente del Río, en donde ya se comenzó con las tareas de urbanización. Se calcula que el inicio de la obra podría darse en agosto próximo.

Compartí la noticia