El hecho ocurrió en San Rafael, a partir de una denuncia recibida en la Fiscalía Federal de San Rafael, en la que se tomó conocimiento que una mujer se encargaba de realizar trámites de pensiones por discapacidad en el ANSES, haciéndose pasar por gestora de ese organismo, cobrándole a los interesados una suma de dinero que rondaba entre los $40.000 y $60.000.-

A partir de allí, el Juez Federal, Dr. Eduardo Puigdéngolas, le delegó la investigación a la División Unidad Operativa Federal San Rafael, de la Policía Federal quienes, tras un trabajo muy arduo que duró casi tres meses, hubo seguimientos, filmaciones y escuchas telefónicas, a través de las cuales pudieron determinar que esta mujer de nombre Norma Bravo, no actuaba sola, sino que tenía armada una organización muy aceitada para realizar los trámites, siendo apuntada como la jefa de la asociación ilícita.

Bravo contaba con dos empleadas infieles del Hospital Schestakow, que aprovechándose de su puesto de trabajo en el área de Salud Laboral, se encargaban de realizar Certificados Médicos Obligatorios y hacerlos firmar por tres reconocidos médicos, dos de ellos traumatólogos (que también trabajan en la Policlínica), y un psiquiatra, quienes sin siquiera evaluar a los pacientes, los firmaban, donde no solo se inventaban patologías, sino que también aumentaban los porcentajes de discapacidad de aquéllas personas que no llegaran al mínimo requerido para hacerse benéficas de una pensión, todo a cambio de un porcentaje de los cobros que la principal investigada realizaba.

La modalidad de trabajo de Norma Bravo era reunirse en las inmediaciones de ANSES, donde pactaba el punto de encuentro con sus clientes, lo que también le servía para captar nuevos clientes en el lugar y así iniciar los trámites de pensión. Esta mujer era asesorada por dos abogados, quienes le señalaban como debía entrevistarse con las personas para evitar levantar sospechas del delito de defraudación que cometía.

También, “mamá Norma”, como muchos de sus clientes la conocían por mostrarse una mujer amable y carismática, contaba con un grupo de personas que se encargaban de buscar a gente que no tuvieran un trabajo o no estén registrados como empleados, para presentárselos a Norma para que les tramite una pensión, todo esto a cambio de un porcentaje del dinero que Norma les cobraba.

El gran cúmulo de pruebas que obtuvo Policía Federal, fue suficiente para que la Fiscalía Federal pudiera presentárselas al Dr. PUIGDÉNGOLAS, solicitando un total de once allanamientos y la detención e imputación de nueve integrantes de la Asociación Ilícita por resultar parte del delito por Defraudación a la Administración Pública y Asociación Ilícita.

Los allanamientos derivaron en la obtención de importantes pruebas, tales como el secuestro documentación, de los teléfonos celulares de los imputados, notebooks, computadoras, y una suma de más de medio millón de pesos.

La imagen muestra uno de los allanamientos realizados en la mañana de hoy, en la casa de uno de los médicos involucrados.

Fuente: Alerta San Rafael

Compartí la noticia