El espectáculo que ofrece cualquier familia cuando «le sacan los muebles a la calle» siempre es doloroso, ahora cuando eso ocurre con la fuerza de seguridad que nos debe cuidar a todos los vecinos del Valle de Uco, la situación es muy preocupante.

En ese sentido, la situación que se vivió en la mañana de este martes 5 de setiembre en la primera cuadra de calle Elias Villanueva de Tunuyán, fue realmente llamativa.

Varios efectivos policiales estaban abocados a la tarea de sacar todos los muebles del interior del del edificio donde funcionaba la Jefatura Distrital 4 de Policía de Mendoza, al parecer para proceder a su traslado rumbo a otros tres destinos. Es decir que, en la práctica, la oficina más importante de Policía de Mendoza en Valle de Uco, se quedó sin lugar físico para operar.

Obviamente que el silencio oficial fue la primera reacción, los rumores indican que todo se debió a la decisión de los propietarios del lugar de no renovar el contrato de alquiler del mismo, que la decisión ya había sido comunicada por los medios correspondientes y que por lo tanto en el día de hoy, se debía entregar el inmueble.

Al parecer desde el Ministerio de Seguridad que comanda Raúl Levrino no se habría podido conseguir arrendar otro inmueble y por lo tanto, desde el mediodía de hoy, la Jefatura Distrital 4 de Policía de Mendoza no tiene espacio físico que lo albergue.

Una de las paradojas de la situación es la falta de cintura de las autoridades a cargo para poder resolver este problema, sobre todo teniendo en cuenta que en el ingreso norte a la Ciudad de Tunuyán se encuentra un edificio nuevo, sin estrenar, donde esta Jefatura podría funcionar fisicamente.

Mientras tanto, los sacrificados servidores del orden público deambularán por distintas dependencias, hasta que la situación pueda ser resuelta.

Compartí la noticia